NOTIVIDA, Año XX, Nº 1258, 26 de agosto de 2021

Cámara de Diputados de la Nación

“ALUMNAS, ALUMNOS, ALUMNES”

El Frente de Todos impulsa un proyecto que habilitaría el uso del “lenguaje inclusivo” en los establecimientos educativos. Una herramienta para el adoctrinamiento en género que entre otras cosas soslaya que el 52% de los egresados no comprende lo que lee.

Manipulando la “libertad de expresión”, el proyecto (expte 3426/2021) garantiza el empleo del “lenguaje inclusivo de género” en las escuelas.

El “lenguaje inclusivo de género” -tanto oral como escrito- podría ser utilizado en “los establecimientos del Sistema Educativo Nacional, en todos sus niveles y modalidades, sean de gestión pública o privada”.

También se podría recurrir al “lenguaje inclusivo de género” “en las exposiciones, discursos, alocuciones, resoluciones, decretos, leyes, fallos, presentaciones judiciales” del Estado nacional tanto en la Administración pública como en los entes públicos no estatales, así como en los Poderes Legislativo y Judicial de la Nación.

El proyecto es de la autoría de la diputada Mónica Macha y fue cofirmado por sus compañeros del Frente de Todos: Gabriela Estévez, Jimena López, Ayelén Spósito, Alicia Aparicio, Verónica Caliva, Carolina Yutrovic, Mara Brawer, Pablo Carro y Susana Landriscini. Sólo lo tiene que estudiar la Comisión de Legislación General que preside Cecilia Moreau, también oficialista.

Según la autora, la propuesta “se inscribe en una serie de medidas orientadas a reparar la discriminación y la violencia verbal” y pone “en cuestión los discursos sexistas, patriarcales, homolesbotransfóbicos y aquellos que discriminan a quienes no se identifican con el binarismo de género”. Afirma que “en ningún caso un abordaje científico, en cualquiera de sus perspectivas o niveles de análisis, puede adoptar un punto de vista prescriptivo, restrictivo o prohibitivo en lo que atañe al empleo de formas lingüísticas” y considera que “las ideas que aluden a una supuesta ‘deformación de la lengua’ son ajenas a cualquier base científica”.

Destaca en los fundamentos el “entramado legal que coloca a la Argentina a la vanguardia regional y mundial en materia de ampliación de derechos para los colectivos de mujeres, LGBTIQ+ y no binaries”. Entre esas normas cita a las leyes de “Matrimonio igualitario”, “Identidad de género”, “Cupo laboral trans” y Aborto (que alcanza a “todas las personas con capacidad de gestar”). También menciona algunos decretos del PE, por ejemplo, el que recientemente autorizó a incluir la opción X en el sexo que figura en el Pasaporte y en el DNI.

Remata afirmando que “en esta dirección, la circulación social de las variadas y diversas formas lingüísticas coexistentes contribuye no solo a la promoción de la pluralidad y la libertad de expresión como valores generales, en este caso para el empleo de las formas lingüísticas que cada sujeto considere más apropiadas, sino también a garantizar el ejercicio de un conjunto de derechos que ya han sido instituidos en la Argentina”.

La iniciativa del Frente de Todos es la respuesta a un proyecto (expte. 2721/2021) impulsado por diputados del PRO que busca prohibir el “lenguaje inclusivo” en los establecimientos educativos, en la redacción de documentos oficiales y en toda forma de comunicación que utilicen las autoridades nacionales.

El autor del último es el diputado Jorge Enríquez y fue acompañado por sus compañeros de bloque: Alfredo Schiavoni, Francisco Sánchez, Pablo Torello, Julio Sahad, Hector Stefani, Maria Carla Piccolomini, Alberto Asseff y Juan Aicega.

____________________________________________

NOTIVIDA, Año XX, Nº 1258, 26 de agosto de 2021  

Editora: Lic. Mónica del Río

Página web: www.notivida.org

Email: notivida@hotmail.com

_________________________________________

Citando la fuente y el autor, se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos contenidos